192 páginas (3 min read)

Bien dice el refrán que más vale la más barata de las tintas que la mejor de las memorias. Y hoy lo he comprobado.

Hacen ya casi dos años y medio me compré mi primera Moleskine, un poco antes de irme a vivir a España. Desde entonces he comprado varias por diversos motivos, pero ha sido sólo una la que desde entonces he traído en la bolsa casi todo el tiempo. Aunque a veces es complicado traerla en la bolsa de los jeans, pues se maltrata de más, siempre que salgo de viaje, voy a un museo o salgo a tomar fotos la cargo. En ella tengo anotaciones de todo tipo, desde nombres sin sentido (que alguna vez tuvieron su razón de ser), garabatos en la más precisa acepción, mapas o intentos de, diagramas, hasta bitácoras de juntas (procuraba no usarla para tales motivos, pero ante urgencias…), anotaciones de libros que he estado leyendo, frases de cualquier procedencia (de la peda, un graffiti, libro, panfletos, canciones…), notas y planes de viaje, direcciones de correo electrónico, teléfonos que tras el tiempo no fue necesario consultarlos más, instrucciones, datos de publicaciones, libros, volúmenes y artículos, nombres de grupos y canciones, algunas clases de catalán.

No ha sido un diario ni mucho menos, como más de alguna vez se ha insinuado. Considero, más bien, que son sólo anotaciones al margen del día.

moleskine

Alguna vez incluso la dejé en una banca en la ciudadela en Barcelona toda la noche, afortunadamente no se movió y al día siguiente allí mismo estaba, un poco húmeda por la neblina nocturna, pero todo en orden.

Además tiene, como todas las libretas de pasta dura de la misma marca, un sobre hasta atrás para guardar cualquier cantidad de papeles y desde entonces cuanto papel ha llegado allí, allí sigue. Desde fotos de cabina, servilletas con anotaciones, boletos de conciertos, algún pase de abordar, entradas de museos, tickets de compra, un papel aparentemente en blanco, un recorte de periódico, un par de tarjetas de presentación,… todos y cada uno tienen un preciso significado, bueno o malo, pero lo tienen. Puede ser que más que significado per se, están asociados a algún recuerdo importante. Además, entre las hojas hay etiquetas de cerveza, aquellas que me han gustado a donde voy, alguna de Voll Damm, un par de Estrellas (de Galicia y Damm), Fat Tire, Anchor Steam,…

El chiste es que hoy escribí sobre la última página en blanco, la 192. Y me puse a hurgar un poco hacia atrás. Un ejercicio simpático es éste de abrir una cápsula del tiempo.

Esta libreta tiene notas escritas durante estos casi tres años, muchas de éstas han sido origen o soporte de varios posts en este mismo blog, hechas en México, Amsterdam, Barcelona, Zaragoza, Valencia, Madrid, Toledo, Milán, Das, Ginebra, Berna, Oaxaca, Morelia, Irapuato, León, San Francisco,…

20 thoughts on “192 páginas”

  1. Más que interesantes, el hecho de que sea pasta dura las protege chido, eso es un paro si vas a andar con la libreta de la seca a la meca. Fuera de eso también uso papel reciclado a madres, soy mas o menos de la misma mentalidad…
    Saludos mi buen!

  2. Me gustan las Moleskine. Tienen un “no_se_qué” especial. Siempre ando con una en una pequeña mochila para anotar temas personales. Y con Netbook para temas laborales. Haciendo biceps. jejeje

  3. Es una experiencia bastante agradable, como ponerte a leer tu timeline de twitter hasta el inicio, o los updates de Facebook, te da una sensacion de ver tu vida desde fuera de ti mismo, y puedes incluso reirte de todo lo que has dicho

  4. Pues en uno de los viajes a Egipto, me eh dado ceunta que sirve mucho mas una libretita de hoja reciclable que una agenda ultimo modelo, pues como dice linux man, hay que cuidar el planeta en fin!
    Saludos, muy muy muy buen aporte.

  5. :O
    Prescisamente por el post que hiciste de las molekine hace casi 3 años fue que me compré la primera.
    Ahora llevo un completamente llena y otra que aun tiene espacio para ser usada.
    Gracias por la recomendación indirecta de comprarla 🙂

  6. Llevo unas cuantas usadas ya. Sobretodo las de tamaño más pequeño, que casi caben en un bolsillo. Casi.
    Para los que tenemos una memoria de pez esas pequeñas libretitas nos van de fábula. Además son bastante resistentes, doy fe!

  7. Paquetes todo incluido : Nuestros paquetes de viajes a Egipto incluyen todas las visitas interesantes en destino lo que permitíra a nuestro cliente poder disfrutar absolutamente del viaje y gastar lo mínimo durante el recorrido.
    Seriedad: vuelos de líneas regulares con las compañías bandera de los paises, garantizando así la puntualidad y la calidad de los aviones para viajar a Egipto
    Hacemos viajes a medida:disponemos de un departamente que se dedica a organizar viajes a Egipto especiales ala medida que corresponde al gusto de cada uno por eso se atreve el departamente de viajes a medida de viajes emperador a decir a su cliente que nostros organizamos todo tipo de viajes a egipto y siempre te damos lo que no te pueden dar en otra agencia ,solo llamanos y nos encargamos de organizar tu viaje de sueño a Egipto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *