Tristes diferencias (1 min read)

Qué gran y triste diferencia existe entre:

¡Qué pedo pararme!

con la célebre:

¡Qué pedo me paré!

Debrayes matutinos de un dia de difícil acceso.

6 thoughts on “Tristes diferencias”

  1. Bueno mi b3co ahi esta un cara de haba muy rudo. Un simple copy/paste desde a frontpage. Ya protege tu blog de pendejos que les gusta perder el tiempo. Me he reido por 10 min.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *