Navidad1 min read

Definitivamente la Navidad tiene dos caras, la primera en aparecer, la que enmarca la época navideña personalmente se me hace un verdadero asco: tráfico, histeria, ventas, ofertas, multitudes, tiendas, regalos obligatorios que generan sentimientos de necesidad, de culpa, de ansiedad. Si de por si, el D.F. es algo histérico, estas fechas es irremediablemente caótico.

Ya Salvador Leal escribió porque el ITAM vacuna contra esta cara de la navidad.

Esto lo resume todo:

¿Pueden imaginar qué tipo de Navidad puede tener alguien que tiene examen el 22 de diciembre a las 8 de la noche? Pregúntenle a su itamita de confianza y estoy seguro de que sufre del mismo tipo de problema: cuando todos comienzan a sentir en sus venas el correr del Espíritu Navideño™, uno está estudiando para los exámenes finales.

Conforme se va acercando la noche (ya estando en casa), la cosa se torna un poco más pacífica, más familiar, aquí cambia un poco la cosa. Se empieza a asemejar a la noche de paz. La verdad en la posada familiar, me la paso muy bien. Es una cena 100% tradicianal con pavo (que a mi me encanta, no como a otros… ;-)), buñuelos, piñata, …

luces

Sinceramente deseo que se hayan pasado una muy pacífica noche de paz…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *