Instagram, Flickr y/ó 500px (o bye bye Instagram)4 min read

Me tardé mucho en usar instagram, no fue hasta que sacaron la aplicación para Android sólo unas semanas antes de que se publicara la adquisición por parte de Facebook. De hecho, estrictamente hablando no saqué mi cuenta, alguien ya se había registrado con mi correo electrónico, por lo que un pasword reset, borrar todo lo anterior y listo. Lo siento (de hecho, no).
Incluso, en su momento era en cierta manera un punto muy a favor del iOS en su guerra contra Android, me acuerdo que alguna vez el mismo Christian Van Der Henst (@cvander) me dijo “dejá tú Siri! Una de las mejores cosas del iPhone es que ya tengo instagram”.
Instagram es (era) una excelente opción para subir fotos tomadas con el celular, se creaba contenido y generaba información on-the-go, siendo a grandes rasgos un gran lugar para encontrar excelente eyecandy, asociado naturalmente con twitter y facebook se generó una comunidad paralela super interesante. Lo hizo fácil y muy bonito. Se evitó problemas de display: todas sus fotos son en canvas cuadrado. Permite el uso de filtros que potenciaran (o no) la foto además de poder aplicar digitalmente en un sólo click (tap) tilt and shift y falsear la profundidad de campo.
Originalmente este post era para sentar lo que habíamos platicado @tar_zan, @vonkinder y @organicc (generadores de contenido visual increíble) acerca de “¿qué usar para subir y compartir fotos?”, pero dados los nuevos términos de servicio de Instagram, tal pregrunta ya sobra. Bye bye instagram (<– será la única foto que deje en mi cuenta, con esa sí, que hagan lo que quieran).
El chiste es que ahora Instagram (o sea Facebook), si no borras tu cuenta antes del 16 de enero del 2013, tendrá derecho a usar tus fotos a su conveniencia, vendiéndolas y obviamente sin darte un centavo ni crédito ni nada.

Dear @instagram: it's been fun, but will be no more. It is you, not me.
Imagen del flickr de zolliker

El tema de derechos de autor en internet siempre ha sido un tema primordial, por lo que si yo no vendo mis fotos, nadie las vende.
Por lo que si para el 15 de enero (el 16 entran en vigor los nuevos TOS), no hay un cambio sustancial hacia algo mucho más decente bye bye instagram. El pedo no es que sea yo, sino tanta gente más (encuesta rápida en facbook).
Tengo cuenta en flickr desde octubre del 2004 y aunque el uso que le doy ha cambiado con el tiempo, desde portafolio hasta sets de eventos para vender (tiene la mejor opción para eso con sus invitaciones y sets privados millones de veces más sencilla y usable que las opciones de smugmug), ahora me quedo con 500px para portafolio (fotos de 4+ ✩’s) y flickr para todo lo demás: generar comunidad, subir desde el celular (su nueva app está muy chida para ambas cosas y curiosamente fue lanzada sólo unos días antes de este desmadre), es decir creo que ya no será un stream tan cuidado como originalmente lo fue, responsabilidad que ahora le dejo a 500px con el portafolio).
Uno de los grandes contras de flickr (y su app) es que para registrarse es necesario hacerlo con una cuenta de correo de Yahoo!.
Estoy casi seguro que instagram dirá algo más con respecto a los cambios de su T.O.S., no sé si se eche pa’trás totalmente (como Yahoo lo hizo cuando hizo algo similar con Geocities en el 99), pero al menos creo que los intentará suavizar. Pero bueno, de alguna forma tiene que amortizar los mil millones de dólares que pagó por su maquinita de eyecandies (se pagó más por instagram que en lo que está valuado el New York Times).
[UPDATE]
Instagram publica Thank you, we’re listening (gracias por el link a @eperea), tras todo el desmadre creado por sus nuevos y crípticos TOS.

Lecturas/herramientas interesantes:
CNet’s column
Instagram’s suicide note
– Herramienta para bajar todas tus fotos de instagram para luego, si quieres borrarla.
Ad hoc: How Yahoo killed Flickr and Lost the Internet, que esperemos sepa hacerlo bien, y recuperarlo (compartiendo uso con otro target, pero recuperarlo)
– Si sólo subes fotos de tus comidas, foodspotting puede ser una buena opción, je.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *