Pesadilla Estadística (3 min read)

Definitivamente las matemáticas afectan seriamente la concepción de la vida, la forma de vivirla, la forma de aceptarla y demás.

Al rato tengo un examen de Estadística Matemática, examen por el cual (sin ser final) llevo tres días durmiendo entre 3 y 5 horas diarias, muy, muy por debajo de mis necesidades diarias de oso polar. Esto evidentemente porque me paso la noche estudiando con mi cajetilla de Camel y mi dotación de Coca-Cola hasta las 3 o 4 de la mañana, y lo peor de todo: siento que no avanzo.

El mayor problema fue hoy. Yo raramente sueño o más bien, rara vez me acuerdo de mis sueños, generalmente lo hago después de hibernar por 10 horas o cuando mejor descanso en las noches. Hoy esta regla se rompió rotundamente, pues dormí poco, dormí mal y recuerdo perfectamente bien mi sueño (¿pesadilla?). Algo asi como Homero cuando cambia de dimensión y termina en un espacio no Euclidiano.

El chiste es que estaba yo estudiando y de repente todo se sumaba n veces a si mismo y se dividía entre n, por lo que todo se volvía un estimador (un estimador, es justamente un valor (solo) cercano al valor real, con el que se pueden hacer muchas operaciones, mas no es el valor en si). Mi cajetilla de Camel era un estimador de la cajetilla de Camel y sabían a madres. Con la Coca-Cola no me fue tan mal, porque el estimador de ésta sabía Coca-Cola vainilla, lo cual me gustó. El problema era que mis apuntes eran estimadores de los apuntes, o sea: copias mal sacadas de mis apuntes, en donde se leía una palabra si, una palabra no, definitivamente con esos no podía seguir estudiando. De repente tocan el timbre y era un estimador de yo, un wey más feo que yo (que ya está cabrón! como dirían en todo el poder) y me decía que él era el que iba a presentar mi examen (ese wey estaba tan feo que definitivamente no era insesgado). “ya todo valió madres!!!“. Mi misión era encontrar la forma de hacer que los estimadores se volvieran los parámetros estimados, i.e. para que todo fuera lo que debería ser y no solo aproximaciones.

Como ese capítulo de McGyver donde se muere y en su sueño tiene que bajarse del barco de la La Muerte teniendo como única herramienta su navajita. Yo solo tenía mi pluma y una hoja de papel.

Creo que lo logré, (eso espero, porque puede ser una pregunta de mi examen real).

Y aclarando algunas cosas: no he fumado nada mas que Camel, en serio no le hago a esas cosas. Definitivamente acabando el exámen me voy de fiesta, ¿a dónde? ¿con quién? No tengo ni puta idea, (si tienen algo, inviten!!) pero un cuarto día sin dormir es casi marginal. Chale, y los que faltan este fin!

13 thoughts on “Pesadilla Estadística”

  1. No ma ese debraye estuvo bien chido y sin meterte pastas ni nada, creo que necesito algo de presión en mi vida pa empezar a tener unos cuantos sueños más aca chidos como el que cuentas.
    Claro que alguien que nunca le entra a las matematicas nunca se encontrara con su super estimador 😛 que chido a de ver sido como el bizarro de Superman.
    En fin surte con tus exámenes y si tienes otro sueño igual de chido, platicalo 😉

  2. Ahhhh esos sueños que buenos son.
    Tenía un buen que no leía uno tan bueno, pero tan bueno.
    Soñar con teoremas, con superficies, deslizándose en lineas de campo magnético, estar dentro de un solido o con transformaciones.
    que buenos sueños…

  3. ja ja ja, qué sueño…ha de haber sido muy estresante!!
    a mí lo que me pasa es que después de estar pensando en una tarea un buen rato, hasta sueño con ella…y algunas veces (no tantas) hasta doy con la demostración je je je…ojalá fuera más seguido, así, en vez de desvelarme haciendo la tarea, mejor la resolvería en sueños…

  4. Yo lo invito el sábado mijo 😉
    Oye que buen sueño te aventaste, yo solo me acuerdo de las veces que encuentras el paso de la demostración que te falta entre sueños (lo peor es pensar: me tengo que despertar y apuntarlo, pero se que estoy soñando… dónde lo apunto? donde lo apunto?) o haber soñado con series convergentes, divergentes, acotadas, etc, etc (en análisis 1)

  5. A mí me dijeron Nerd porque en un sueño combiné Halo, Starcraft y Aikido.
    No tengo palabras para esto… ¿una “nerd-stimación”?
    Me uno a los buenos deseos en tu examen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *