Jubilación obligada1 min read

lentes viejosLlevaba más de 4 años con ellos, formaban parte elemental de mi, de mi vista. No podía ir a ninguna parte sin ellos. Gracias a ellos he visto por todo este tiempo, que ahora que lo pienso no es poco, de hecho es un chingo! Desde niño divagaba mucho en temas cercanos a la vista: los colores, las formas, las texturas gráficas,… Probablemente parezcan pendejadas todo esto que estoy diciendo, pero realmente aprecio su poca reconocida labor.

Pero hoy definitivamente tuve que jubilarlos. Ingrato yo. Los hice pasar muy malos ratos, de todo tipo: desde ponerlos en medio de los madrazos (verdaderos madrazos), dejarlos perdidos un buen rato, de hecho alguna vez de un madrazo que me dieron me los tiraron y además el guey se cayó encima de ellos :S.

Ya estaban completamente descuadrados (lo cual entiendo afecta en la corrección del astigmatismo) y el acabose fue el último viaje al rancho donde perdí un perno… pero como todo buen mexicano (que McGiver ni que nada) un alambrito lo solucionó todo, al menos por un tiempo. Hasta hoy. Ya los dolores de cabeza eran reincidentes y bastante fuertes, porque además, era obvio que mi graduación había aumentado…

8 thoughts on “Jubilación obligada”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *