Galán de balniario2 min read

Acercándose el 15 de enero, decidí (como cualquier persona que se jacte de ser buen mexicano: hasta el último momento) ir a tramitar mi cambio de dirección en el IFE y asi recuperar mi credencial de elector, la cual había perdido varios años atras (~2001). Cuando llegué y vi las filas para el trámite (que al parecer fluyeron rápido) mandé directito a la chingada cualquier responsabilidad ciudadana, me di una media vuelta, caminé unos cuantos pasos, me senté y ordené una gringa y tres al pastor. Me habia (responsablemente) informado que en el módulo del aeropuerto te atendian en friega, hacías el trámite y en cuestion de horas te entregaban tu credencial, además que abrian las 24 horas del dia. Las dos veces que tuve la oportunidad de lanzarme a que me asaltaran de a $60 la hora en el estacionamiento del aeropuerto, estaba en condiciones muy, pero muy poco adecuadas para manejar a mi casa, ni a patadas llegaba al aeropuerto. Por lo que tristemente, tuve que dejar ir mi credencial…

Unos dias después escuché en el radio que si solo querías tramitar una nueva sin cambiar tus datos, tenías hasta el 28 de febrero, por lo que un sábado me levanté temprano, me peiné cuña’o y me fuí al módulo a que en 7 minutos me despacharan con mi papelito de vuelva el dia tal pa que le den su credencial. Todo esto aprovechando que mi dirección anterior todavía es válida.

Hoy me la entregaron, pero tristemente salgo con cara de galán de balniario, mamón región 4, y otras tantos cumplidos que se han dejado caer (y caerán). Pero eso si, salgo (aunque casi no se vea) con mi inseparable playera de los pumas!!!!!

6 thoughts on “Galán de balniario”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *