Tienes que mirar al norte… (3 min read)

El sábado en la mañana, el faust y yo habíamos quedado en ir a tomar algunas fotos a Tepotzotlan (el que está por la salida a Querétaro, Tepoztlan es el que está por Cuernavaca).

DSC09876.JPGTras algún incidente en el camino, llegamos. La impresión que me dió el pueblo no fue la mejor, se me hizo como un pueblo que a base de madrazos le quieren devolver lo colonial consiguiéndolo a medias tintas. Aunque esto en realidad es el marco del antiguo colegio de San Francisco Xavier, el cual, en una sencilla frase: no tiene madre.

En este antiguo convento, hoy reside el Museo Nacional del Virreinato un museo por demás bien montado, con varias exposiciones permanentes. Es impresionante, como todos los pasillos interiores del lugar muestran la obra de Miguel Cabrera acerca de la historia de la Compañía de Jesús, impresionantes.

El complejo monástico cuenta con tres capillas principales, la Capilla Doméstica (parte del museo), la pública (administrada por la Iglesia) y la señora mamá de las capillas: el templo de san Francisco Xavier. Una verdadera obra maestra de la arquitectura barroca novohispana, además de ser de los pocos en los que aún se puede apreciar tal y como fué concebido. La majestuosidad del altar principal, asi como los laterales y parte de la sacristía me dejaron pasmado.

DSC09843.JPG

Es una visita altamente recomendable, para llegar (desde el D.F.) solo tomen periférico hacia el norte, unos 500 metros antes de la caseta de Tepotzotlán, tomen la desviación hacia la derecha e inmediatamente den vuelta a la izquierda para pasar por arriba de la carretera, siguen esa calle todo derecho un par de kilómetros y ya llegaron. Estudiantes gratis, e.o.c. $36 pesos y opción de audioguia por $40 pesos.

Ahora, si salen del museo y toman el mismo sentido en el que venían les puede pasar lo que a nosotros: llegar a “Los Arcos del Sitio”.

Los Arcos del Sitio, es un acueducto enclavado en la sierra de tepotzotlán a unos 25 kilómetros del museo hacia el oeste. El proyecto de construcción estuvo a cargo de los Jesuitas en el siglo XVIII, pero quedó inconcluso debido a la expulsión de éstos de los territorios españoles. Es un lugar del que (extrañamente) jamás había oido su existencia.

DSC09968.JPG

Elevándose a más de 60 metros sobre el barranco y recorriendo más de 400 metros son verdaderamente imponentes. Además se puede bajar al río, donde (aun) corre agua no tan contaminada (algo extraño en México en estos dias) consiguiendo unas escenas boscozas bastante agradables.

Lo malo de esta época es que todo está medio seco a falta de lluvia, supongo que por julio el lugar ha de proporcionar unas vistas (aún más) increibles.

DSC09959.JPG

He aquí la crónica de un sábado diferente, cansado, muy barato, cerca del D.F. y lo mejor: fuera del D.F.

set del museo en flickr

set de los arcos en flickr

6 thoughts on “Tienes que mirar al norte…”

  1. El museo es impresionante. Aparte está suficientemente bien conservado para dar una idea de la vida cotidiana de quien estuvo ahí, en uno de los centros de estudio mas importantes de Nueva España.
    Como comentario adicional, es Virreinato y concebido, ¿no?

  2. he visto con tristeza que poca gente conose este lugar paraizo del medio evo que en mexico ya cuenta con 440 años de su fundacion y por azares del destino yo participe en la creacion de la feria regional tepotzotlan 400 hace 35 años de ello y no ha ahbido nunca mas una feria asi de bella cultural arraigada en sus tradiciones y entrehgada al desarrollo en ese tiempo hera presidente municipal guillermo balhausen y crean que no ha crecido nada desde entonse vale la pena conoser tepotzotlan es rica en gente agradable y dispuesta a supererse las familias mas importantes tde tepoxzotlan aun persisten como las zuppa , los pesa , los monrooy
    los espiritusanto en fin para no probocar algun olvido de mi parte a todos ellos y los queme faltan gracias por permitirme ser parte de su vida cotidiana de 1970 a 1978
    mando muchas felicidades y un gran abrazo
    y aud por prewocuparse por difundir nuestra cultura y recordarme este paraje encantador gracias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *