La vida después de un elevador1 min read

¿Te has fijado como cambian las personas dentro de un elevador? En realidad, no solo dentro, sino cuando se interactúa con una de estas enormes cajas suspendidas por un par de alambres sobre un pozo. Cuando estás esperando a uno de estos, generalmente en la planta baja, llegas, y aunque ya esté encendido el foquito que dice que ya lo pidieron, lo vuelves a presionar, pa que amarre y no se le vaya a olvidar pasar por nosotros.

Dentro de esta caja de 1.5×1.5×2 metros la vida transcurre ascendente o descendentemente, todo gira en torno a la tercera y cuarta dimensión. Se pierde la personalidad, se conoce o desconoce al desconocido. Generalmente, la única interacción es cuando no alcanzas el botoncito de tu piso y entonces si: “al 14, por favor“. Dentro del elevador no tienes amigos, tienes compañeros. Dentro del elevador no conoces. Dentro del elevador te presumen, te

Oda a los 3 patéticos elevadores que hay para llegar a mi oficina.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *