El mundo es un pañuelo1 min read

Detrás de nosotros se oia ¡¡Becoooo!! ¡¡Becoooo!!. Yo en mi estupidez dije, “mira qué cagado, por aqui alguien más se llama como yo“.
– Beco, creo que esos chavos de alla te están llamando – me dijo Lupita.
– Pues no creo, no conozco a nadie.
Intenté reconocer a alguno de los tres weyes que gritaban al otro lado de la calle, cosa que alguno de ellos observó por lo que gritó:
– ¿No tienes ni idea de quién soy verdad?
Yo todavía volteaba alrededor para ver si sí era a mí al que le estaban gritando,
– Chale, me cae que no sé quienes son.
A lo que del otro lado me gritan…
– Soy Ceronne!!
– ¡¡¡¡No mames!!!! ¡¡¡¡No mames!!!! ¡¡¡¡No mames!!!! ¡¡¡¡Sí los conozco!!!!
Esto no tiene mucho de raro, digo, encontrarte con alguien no tiene gran chiste a menos que se tomen en cuenta algunos pormenores del asunto:
a) No conocía a Ceronne en vivo, solo leíamos los blogs
b) Ceronne vivía en París
c) Estábamos en Hamburgo
d) No habíamos quedado de vernos sino hasta una semana después en Francia
– No mames wey, un cabrón con la playera de los pumas en donde sea, siempre me pregunto ‘¿será beco?’ y pues ya ves, sí fuiste tú.

beco, pachis, ceronne 2, amigo de ceronne y ceronne 1

Uno de los grandes sucesos traído por la H. Playera de los Pumas.
Esta historia ha sido de los encuentros más bizarros de mi vida, junto con la perdida en Köln. Grandes momentos, gran viaje, grande Hamburgo y más grande París con todo lo que fue (a pesar de todo lo que pasó).

5 thoughts on “El mundo es un pañuelo”

  1. Beco,
    Que buena anecdota, no conocer a alguien y encontrarlo de esa manera , es algo rarísimo.
    O sea que Ceronne le gritaba a cualquiera que encontrara con la playera de los pumas ?

  2. jaja buena pregunta….
    pero ps bueno ahì vemos lo que hace la polera de tus gatitos!!
    y de verdad.. esos encuentros bizarros… hacen el momento inolvidable

  3. ora…hace mucho que no videaba su blog…
    anda del ottro lado cel charquisimo…hay que envidia!…
    y sí—yo tambien me iba de nalgas si me lo topaba en la calle— que andes muy muy bien…
    adios.

  4. Uy…. ya sé por qué me zumbaban los oidos. Efectivamente, súper rara la situación.
    AAP, no, no le gritaba a cualquiera. Cabe destacar que durante la copa del mundo había mucho en playeras de pumas, américa, etc. Cuando yo veía uno de pumas pasaba a los siguientes puntos de comparación, tiene lentes? tiene barba? será B3co?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *