Alex Zanardi (Bolonia, 1966) es un corredor profesional de automóviles quien durante los noventas alternó de categorías entre Formula 1 y CART. Aunque en Formula 1 no tuvo mayor logro aunado a un accidente en bicicleta impidió que terminara la temporada de 1993, en CART tras un comienzo difícil, rápidamente se convirtió en uno de los pilotos favoritos del serial. Traía la experiencia de F1 y se aventaba rebases increíbles, uno en particular es tan célebre que tiene su propio apodo: the Pass (tan brillante, arriesgada, peligrosa y tan con-dos-cojones que hoy en día –no se les fueran a rayar los chasis–, la maniobra está prohibida).

Fue en una carrera de la temporada 2001 de CART en Lausitzring, Alemania, en donde habiendo iniciado en último lugar, había alcanzado el primer lugar y, defendiendo esta posición en las últimas vueltas sufrió un impresionante accidente que para salvarle la vida, tuvieron que amputarle las dos piernas (sí, el video existe en miles de lugares, quien lo quiera ver, búsquele).

Perder ambas piernas para casi cualquier mortal ha de ser el fin. Y ni cómo culparlo. Pero lo primero que se escuchó de Zanardi al final de su recuperación fue algo como “a ver, ¿qué chingaderas son estas?, no me sirven para correr. Tráiganme 10 kilos de aluminio, 40 tornillos, una cortadora y varios alambritos para hacer unas prótesis que sí [me] sirvan para manejar“.

Alex_Zanardi

Fue así que con más simpatía –y recuerdo, algo de inevitable compasión– que esperanza, vimos a Zanardi regresar a los circuitos. Primero manejando ceremonialmente las 13 vueltas que le faltaron para terminar la trágica carrera en Lausitzring dos años antes, pero posteriormente buscando escudería profesionalmente. Cambió de serial al World Touring Car Championship (también de la FIA) y tan sólo unos meses después, en agosto de 2004 sobre un BMW modificado para tener todos los controles del coche en las manos, ganó su primer carrera de regreso tras el accidente, “…that champaigne tasted very nice” recuerda.

No contento con sólo el automovilismo y como parte de su entrenamiento físico, Zanardi retomó (o ¿nunca dejó?) el ciclismo, diseñando y perfeccionando una handcylce para competir y eventualmente ganar los maratones de Roma, NYC y Venecia; culminando esta parte de su carrera con un oro olímpico en Londres 2012. Casual.

Ahora, casi nos pudimos haber ahorrado el siguiente cortometraje, “Touching the Sky” narrado por él mismo, pero no. Vale cada uno de los 3 minutos que dura.

Algunas joyas del video:

«I didn’t jump on my bicycle because I wanted to go to London and win; I won because I wanted to ride my bicycle.»

«Whenever I get asked, “Why, Alex, at your age you have decided to come back to motorsports?” I would just tell to the same people who post that question “listen to the sound of the engine! Isn’t that an answer? If you don’t understand it, is not my problem”.»

#RESPECT

2 Comments

  1. buenîsimo, gracias por comparti monsieur. Recuerdo ese accidente, yo era muy fan de la Cart

  2. Yo Merita

    Es una historia que mueve, a dejar de sentirnos víctimas de todo y de todos. Me encanta esta historia, que no los accidentes, pero sí la persona y su actitud.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *