La Aurora Boreal3 min read

Este año cumplí un sueño: ver una Aurora Boreal. Desde niño, cuando me enteré que existían, era un constante en mis planes de viaje. Pero siempre es un viaje complicado, por lo que había tenido que aplazarlo desde hace varios años, hasta ahora.
Veinte años idealizando algo tan poco común –como la Aurora– suele ser peligroso, construir un algo que en realidad no exista así. Pues no sólo no me pasó, sino que me quedé muy corto. Para describir una Aurora Boreal hacen falta palabras en cualquier idioma que conozca. Las mismas fotografías son insuficientes.
Aunque fueron muchas más, me quedaré con estas, las 5 mejores fotos de auroras que tomé en el viaje a Alaska durante febrero-marzo del 2017.

5. La que no vimos

…pero sí logramos fotografiar. En realidad no sabíamos qué buscar, ni a dónde mirar, ni cómo fotografiarlas, en fin… nada. Pero allí estaba y no nos dimos cuenta hasta un día después revisando las fotografías.

La aurora que no vimos. 30s ƒ/2.8 ISO 3200

Apuntaba hacia el bosque, era el primer día y queríamos probar cámara y baterías, ni siquiera encuadré decentemente. Al fondo se veía algo de lumniosidad de alguna ciudad cercana. Nope.

4. La primera Aurora

No es broma, nos quedamos paralizados e idiotizados (sí, más). Tomé muchas fotos, pero no sabía aún bien cómo. ¡Era mi primer Aurora Boreal! No fue, ni de lejos, la más espectacular pero sí la más especial.

3. La noche que vimos Andromeda a simple vista

2. La noche que la Luna se coló en una foto

1. La noche que el cielo bailó

Era tal el espectáculo, que dejé la cámara y me recosté sobre el cofre del coche a, sólo, verla. Recuerdo que hasta me puse los goggles para, si salía la lágrima, no doliera el lagrimal congelado. Funcionó.

Más artículos de este viaje:

2 thoughts on “La Aurora Boreal”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *