Escuchando motores3 min read

Desde muy chico heredé un gran gusto por los coches y todo el ambiente alrededor de éstos, tradición familiar hace un par de generaciones atrás.

Un aspecto un poco diferente, también heredado, era escuchar los motores. Recuerdo que cuando la Carrera Panamericana pasaba por Guanajuato a principios de los noventas, mi papá nos llevaba (a mi hermano y a mi) con todos sus amigos a algún punto del recorrido para ver pasar la carrera. En realidad no sólo era ver sino también escucharla pasar. Nos platicaba que mi abuelo hacía algo similar con él y mis tíos cuando eran chicos: se ponían al lado de la carretera a intentar adivinar cuál era el coche que iba a pasar sólo por el sonido de su motor. Y esto mismo hacíamos. El problema, decía, era que con lo silenciosos y electrónicos que son ahora los coches, todos suenan igual (y apenas era 1995). Además que la Panamericana está (o al menos estaba) llena de Porsches, vochitos con motor de Prosche, Mercedes y un montón de V6’s de Chevrolet (en un montón de chasis diferentes), por lo que casi sólo había de dos sopas. Y sí, algo se quedó: el gusto por el sonido de los Porsche, que se seguían oyendo varios minutos después de haber pasado.

Así empecé a apreciar el sonido de los motores. Incluso podía identificar un par de cosas del coche en cuestión, pendejada y media. De lo poco útil de todo esto fue cuando apredí a cambiar velocidades sin clutch, sólo escuchando… Pero nunca llegué a ser como mi papá que parece una computadora de diagnóstico, con sólo escuchar el sonido del coche en un par de situaciones puede determinar muy acertadamente qué le falla a un coche (y eso que sólo oye con un oído).

Todo este choro va a que siempre consideré el sonido del Porsche como increíble (y lo sigo sosteniendo), me encanta el sonido de las Harley Davidson (incluso alguna vez corrió el rumor que lo iban a patentar) peeeeeeero… ayer escuché una verdadera sinfonía: un Bentley Continental GT (W12 ~6,000cc) arrancando después de un alto en una calle vacía y pisarle agusto.

¿Quién iba a decir que el mejor sonido de un coche iba a ser de un inglés? (De actuales padres alemanes).



Colaboración de mi hermano: Sólo que también recuerda los rugidos de los Sudebaker, el que traía el gran Carlos Anaya milticampeón Mexicano (que tenemos nuestro poster firmado recuerdas) que su coche se lo vendió a Tosiky Frances quien se volvió pentacampeón con el mismo coche, o del Fordsito 51 con record de velocidad de 301 km/hr en la recta de Matehuala, el singular ruido del motorcito de los Karman, (como el de Tejada), de las hermanas (no recuerdo el apellido*) en su chevy 57 rosa/naranja fosforecente jejeje (poster autografiado tambien)…

*: Creo que eran las hermanas Carter.

13 thoughts on “Escuchando motores”

  1. creo que aunque yo no haya sido tan apegada a ustedes con lo de los autos, también aprendí a escuchar y a partir de ahí identificar ciertos coches… tache si no hubiera sido así, después de un papá y dos hermanos amantes de motores y autos, cómo no iba a heredar algo jaja
    ahora hasta probé autos nuevos! jajaja esa prueba hubiera sido para ustedes, pero lo disfrute como un niño!!!
    besos cursis! jajajajajajaja

  2. creo que aunque yo no haya sido tan apegada a ustedes con lo de los autos, también aprendí a escuchar y a partir de ahí identificar ciertos coches… tache si no hubiera sido así, después de un papá y dos hermanos amantes de motores y autos, cómo no iba a heredar algo jaja
    ahora hasta probé autos nuevos! jajaja esa prueba hubiera sido para ustedes, pero lo disfrute como un niño!!!
    besos cursis! jajajajajajaja

  3. Ahora ya casi no me fijo, pero antes a mí eso de los motores me servía para saber qué miembro de la familia iba llegando a la casa sin tener que asomarme a la ventana.

  4. que grato recuerdos memoria debes tener para distinguir los diferentes sonidos de los motores , péro ahorta si ya me ganaste , yo nunca HE OIDO A UN V12 DE BENTLEY , debe de ser maravilloso. Te acuerdas del sonido de un v12 de Ferrari ( en mi toma de posesion de la presidencia de los autos
    antiguos en León en 2003 ) donde al calor de unos tequilas le pedia yo al dueño que lo acelerara una y otra vez ? Maravilloso conciertto.

  5. es chingon escuchar de los coches sin averlo vivido, en estos momentos quiciera escuchar la tecnologia que hay en europa desafortunadamente solo mas que hheeeee escuchado fue con tu brodi!! en londres el arrancon de un porsrche v10 vs un ferrari 430 enfrente de la tiendita llamada “Harrods” que nos dejo boquiabiertos, rebasando en sentido contrario….. uuuuufffffff que sensacion!!!!! pero ahorita mismo busco el sonido de Bentley para comparar….. saludos a todos por alla desde Leondres!!!

  6. Una de las mejores escenas que tengo que tengo en mente de la carrera panamericana es en la autopista de Gto-Silao cuando acaba de ser terminada sin las protecciones centrales con toda la bola de carcacheros IRAPUATENCES en las curvas de 4 carriles cerrarce del 1er al 4to carril agarrones del porsches contra Lacias y Ferraris minimo a unos 150 km/hr curvenado con los ESTRUENDOS de cambios de velocidades (esas cajas de cambio europeas) coleando esos hermosos traseros dejando una estela de hule “michelin” marcado en el asfalto… hasta la piel chinita se me pone no mas de recordar…

  7. Ahora, que si realmente quieren escuchar un automóvil de verdad, no tengo mas que recomendarles “C’était un rendez-vous” (Era una cita) de Claude Lelouch (1976). Un cortometraje de un viaje, a toda velocidad por el centro de París. El motor suena como algo fuera de este mundo. Y es real.
    http://corsarionegro.wordpress.com/2007/11/28/peliculas-automoviles-en-la-red/
    Yo también tuve un Mustang 1974, y lamento decir que lo único que aprendí a reconocer era el ruido que hacía cuando, una vez mas, dejaba de funcionar. 🙁

  8. @escuincla: sabes la envidia que me das verdad?? 😛
    @yixus: jejej, lo mejor es sacarle utilidad a nuestras ociosidades, jajajaa
    @jefazo: la verdad es que esa vez creo que no estaba en tu toma de poseción, pero ya me imagino…
    @adrián: los mustangs!!! qué coches, sinceramente casi siempre he sido anti-ford, lo poco que les perdono son los mustangs (los que hubo seguidos hasta el 85(?)) y no sé por qué, pero me gustaban también los edson 57-59 si no me equivoco…
    @casillas: jajaja, a huevo, ya me los imagino perfecto a los dos en londres, jajajajaja!!!!
    @carnal: exacto, era una curva a la derecha super abierta (por la falta de división) que entraban comiendo acotamiendo para salir cruzados hechos la chingada, nosotros los veíamos de izquierda a derecha, y acabando la carretera un desnivel hacia abajo, enfrente de nosotros, clar que me acuerdo!!!!
    @corsario: lo de lelouch lo conocí y me impresionó, después de todo al parecer aunque no se hayan modificado ni las velocidades de grabación (se ve en las intermitentes y algunos peatones) al parecer algunos años después aceptó que había grabado éste corto en un mercedes y posteriormente el sonido lo cambió por el de un ferrari, pero de todas formas, completamente de acuerdo contigo, impresionante
    Saludos a toda la banda

  9. Qué pena corsario con tu Mustang, el mio era una belleza; rojo escarlata, 2+2 hatchback, interior gris, pocos saben que el Mustang II (1974-1978) fue diseñado en Italia por el famosísimo Alejandro De Tomaso y que los fabricados en México fueron los únicos equipados con monoblock 302 y 205 HP (en EU salieron de 4,6 y al último 8cil pero de baja potencia -140HP), además, la versión mexicana, traía un sistema de doble escape, headers y doble silenciador con remates cromados que le daban ese ronrroneo-rugido característicos.
    Coincido contigo B3co, después de haber tenido varios Ford (Mustang, Thunderbird y Cougar) me quedo únicamente con el Mustang

  10. tengo un problema…
    Hay canciones perfectas para la carretera(pero no cualquier canción ni cualquier carretera) hay tramos perfectos para cada canción. Y no hay nada más perfecto que escuchar esa canción en el tramo diseñado para ella.
    Tengo discos para ir a Cuernavaca,Oaxaca y Guadalajara(pues están cerca y voy seguido jejeje(no me aventaría uno a Mexicali porque me cae que se me acaban las canciones antes de llegar a Hermosillo))
    Aun asi, he dejado de escuchar esas canciones perfectas para escuchar únicamente el motor. Ya sea en carretera o en un Domingo cualquiera sin transito.
    Sin duda el sonido de los motores no solo tranquiliza sino hace que vibre de nuevo nuestro corazón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *