pendejadas

chistes, pendejadas

«Suerte en tu nuevo destino»

Hoy se despide de la compañía el que ha sido mi jefe por varios años. Gran tipo. Pero ese no es el chiste, mandó, como es la costumbre, un mail de despedida con una anécdota priceless, transcribo al vuelo: […]Como gesto de despedida, algunos me mandaron flores que encontré en […]

pendejadas, viajes

El Maderfaker, superado

En Madrid, en la calle de San Vicente de Ferrer en Malasaña hay un bar increíble: el “Maderfaker, jazz funk club“. Dentro de la gran oferta de la zona, el lugar sobresale de entre los bares pequeños; los precios son promedio, la música es increíble y el servicio es excelente. […]

museos/exposiciones, pendejadas

Un hombre (debidamente) agradecido

Este fin me di una vuelta por la exposición Pecados y Milagros en el Munal (hay un par de exposiciones más que merecerían un post aparte). Ahorita sólo me quedo, dejando la crítica (positiva totalmente) para otro momento, con este exvoto: Transcribo: En llegando a Chihuahua en el año 1914 […]

pendejadas, viajes

No contaba con mi playera

El año pasado, en algún lugar al sur (suuur) del continente estuve en una discusión simpática. Bueno, no la discusión, sino cómo terminó. Al momento del llegar al hostal donde me iba a quedar en Ushuaia, el wey que me atendió no me cayó bien: demasiado mamón. De la gente […]

hardware, pendejadas, personal

Adiós Cupertino

Hace algunas semanas me robaron el iPod, el cual en honor al pueblo donde fue concebido, en su momento lo llamé: Cupertino. Triste evento el asalto, aunque el haber hecho la tontería de romperle la nariz a uno de los asaltantes y librarla sin más que un codo adolorido, me […]

pendejadas

Los albañiles

Desde hace un par de meses, justo atrás de mi casa hay dos obras en construcción con sus respectivas cuadrillas de albañiles chingándole todo el día. Y por ende los ruidos llegan a ser en ocasiones sumamente molestos. Rotomartillos, taladros, sierras, lijas y un largo etcétera. Lo bueno es que […]

pendejadas

Priceless I

– Mosquitero chino inservible… 150 pesos – Spray para el pelo (que no uso por abundancia de cabello)… 40 pesos – Encendedor Bic (el que no sabe fallar)… diez pesos – Ver volar pequeñas bolitas de fuego que hacía unos instantes eran mosquitos chingativos… no tiene precio NOTA: a toda […]

pendejadas

Pánico

Por fin alguien logró retratar fielmente el pánico del swine flu. Cortesía de skene.