Archive of articles classified as' "pendejadas"

Back home

Carrera Panamericana ’14

6/11/2014

Ahora sí, aceptarlo o no, no cambia el hecho de que acabó La Carrera Panamericana 2014.

Seguirla de inicio a fin ha sido una de las experiencias más chingonas de este año. Recorrer el país desde Veracruz hasta Durango (y luego regresar al DF) durante 9 inmensamente largos, cansados, lluviosos pero al mismo tiempo gratificantes días de competencia lo volvería a hacer mañana mismo.

La experiencia de este año fue especialmente chida, el equipo de medios sin importar con qué medio vinieran, el ambiente con los corredores y los nuevos amigos hicieron de esta edición, la mejor que me ha tocado cubrir en los tres años que la he cubierto.

El aftermath me ha sido increíble. Iba contratado por TAG Heuer para seguir el desarrollo de la carrera enfocándome en los dos coches que llevaron, las fotos que les enviaba eran automáticamente de ellos (autorizados a no dar crédito), pero ver fotos mías publicadas en su propia página (al lado de fotos de grandes maestros cubriendo el campeonato de Ogier), Esquire Latinoamérica, encontrar que el 90% de las fotos buscando “Carrera Panamericana Erik Comas” en Google Images son mías y la cereza en el pastel: el New York Times publicando las fotos con créditos; ha sido uno de mis más grandes logros en Fotografía.

Antes de pasar a las fotos, acá dejo el video que hicimos para TAG

Dicho lo dicho, acá dejo lagalería con 175, sí: 175 fotos de la edición 2014 de La Carrera Panamericana.

No Comments

«Suerte en tu nuevo destino»

10/09/2012

Hoy se despide de la compañía el que ha sido mi jefe por varios años. Gran tipo.

Pero ese no es el chiste, mandó, como es la costumbre, un mail de despedida con una anécdota priceless, transcribo al vuelo:

[…]Como gesto de despedida, algunos me mandaron flores que encontré en mi escritorio en la mañana. Encantado, abrí el sobre que venía con las flores y decía “Descansa en Paz“. Suponiendo que era una confusión de tarjetas, le marque al florista y le comenté lo que pasaba. Me dijo casi llorando que era un error terrible. Le dije que no era gran problema para mi, pero me dijo “Ese no es el problema,… el problema es que en estos momentos hay un funeral lleno de arreglos florales que dicen “Buena suerte en tu nuevo destino!

No Comments

El Maderfaker, superado

24/04/2012

En Madrid, en la calle de San Vicente de Ferrer en Malasaña hay un bar increíble: el “Maderfaker, jazz funk club“. Dentro de la gran oferta de la zona, el lugar sobresale de entre los bares pequeños; los precios son promedio, la música es increíble y el servicio es excelente. Hay días en que toda la música es de acetatos (hay varios bares por allá que es muy común, como el Mercurio casi al lado, el Karma en Barcelona que yo recuerde pero hay muchos más), lo que le da un toque bastante más chido, haciendo ahínco en la música funk-negra.

letrero en la entrada

letrero en la entrada

El gran chiste de este lugar, casi invisible al que no ponga atención, es que lo lleva una sola persona. O sea: sirve, limpia, recoge, pone música (acetatos y tornamesa, ojo), cobra y mantiene el orden al mismo tiempo, todos los días que abre de 10pm a 3am en promedio. Esto lo comentamos varias veces ludita, mark y yo, bar-tender digno de admiración, el bartender más polifacético que había conocido.

Hasta este sábado pasado.

Llevaba todo el día manejando por la sierra gorda queretana tomando fotos, subiendo cerros, peleándome con Jeeperos* ardidos, sólo quería llegar a alguna parte. Calculé mal y tardé una hora más de lo que esperaba en llegar a Jalpan, con el temor de no encontrar hotel ni bar/cantina abiertos (uno, cualquiera de los dos era indispensable). El chiste es que encontré abiertos ambos, de hecho, terminé en el bar del hotel donde me acababa de registrar. Definitivamente no era un lugar que hubiera escogido de haber tenido opción, pero tras recorrer un rato el centro del pueblo, me dí cuenta que era el único bar abierto y así terminé en el “(Karaoke-)Bar Maguey”.

El bar estaba a medio llenar, muchos locales y un par de mesas de huéspedes. La selección musical era muy mala (karaoke), el volumen estaba muy alto (karaoke) y las interpretaciones eran pésimas (karaoke y malo). El chiste es que tras dos cervezas y alguna declinación a cantar me dí cuenta que el cantinero, un gordito muy amable y simpático estaba llevando solo el lugar. ¡¡Servía, limpiaba, recogía, ponía la música, cobraba y mantenía el orden (corrió a un par de borrachos malcopeando buscando ligar)!! Pero aquí viene el extra. Cuando nadie cantaba, para, claro: no descontinuar el hilo musical, él se aventaba al ruedo e iba para todos lados con charola y trapo en una mano, y micrófono inalámbrico en la otra. O sirviendo una cuba y cantando. No bailaba ni hacía coreografías, eso sí. Habría sido demasiado.

Aquí la foto del recuerdo:


* Un Jeep se ardió, porque en la terracería subiendo a Cuatro Palos, lo rebasó un (super) Tsuru.

7 Comments

Un hombre (debidamente) agradecido

29/01/2012

Este fin me di una vuelta por la exposición Pecados y Milagros en el Munal (hay un par de exposiciones más que merecerían un post aparte).

Ahorita sólo me quedo, dejando la crítica (positiva totalmente) para otro momento, con este exvoto:

Transcribo:

En llegando a Chihuahua en el año 1914
los villistas asaltaron el tren y
se llevaron a mi mujer y a mi suegra
y yo me escondí y me encomendé a
Santiaguiato al que le doy infinitas
gracias de que a mi no me vieron

Estoy seguro que de haber tenido el dinero, el suertudo agradecido en cuestión, habría construído una nueva basílica de san Pedro, al menos.

11 Comments

Y lo alcanzó…

22/08/2011

Ayer a 50 kilómetros hacia el DF desde la caseta de palmillas.

14 Comments

No contaba con mi playera

8/03/2011

El año pasado, en algún lugar al sur (suuur) del continente estuve en una discusión simpática, en realidad no la discusión, sino cómo terminó.

Al momento del llegar al hostal donde me iba a quedar en Ushuaia, el wey que me atendió no me cayó bien: demasiado mamón. De la gente que con los gestos y actitud transpira “sabes… soy lo más chingón del planeta, snowbordeo todo el año –me enteré que no era nada bueno– y sólo cuando necesito trabajo –de junio a mayo–, las viejas me caen a montones, si no soy famoso es porque cuando vino MTv a hacer casting yo estaba buceando a pulmón con tiburones blancos en Hawaii“. Me di cuenta que yo tampoco le caía bien, mejor. Sabía, porque mis amigos habían llegado antes, con quién venía.

Estuvimos allí un par de días y el wey aunque hacía su trabajo, era la más perfecta definición de un cuchillito de palo….

Fue hasta la noche antes de que nos íbamos cuando nos lo encontramos en un bar. Uno de los bares potables de la zona: un irlandés (que al final de la noche lo dejamos sin más que cerveza verde para servir). Él iba con su bandita de posers amigos. Todos cortados con exactamente la misma tijera navaja (muy) mal afilada, en sus respectivos trajes de noche: pantalones cuyo tiro limpiaba el suelo, tenis vans, chamarras unas 4 tallas más grandes y la infaltable cachucha con visera plana de lado.

Me dí cuenta de cómo su actitud, fuera del trabajo, con su banda alrededor (y varias cervezas encima), era mucho más prepotente y con sólo verme, se fue directo contra mi. Nunca me insultó directamente, mas intentó varias veces “dejarlo ver”, pero siempre tuve cómo responderle volteándosela. La verdad me estaba divirtiendo mucho. Cuando se empezó a desesperar intentó (estúpidamente ante un mexicano) alburearme. Sin ser yo ningún maestro al respecto, a veces creo que lo que más deja el sistema de educación mexicana, son unas bases bastante sólidas para la defensa propia en cuestiones de albur y dobles sentidos. Fracasó rotundamente, salió mucho más golpeado que yo. Ya no estaba tan cómodo quedando mal ante sus tres ó cuatro seguidores y la gente que había empezado a poner atención a nuestra pelea. Y fue cuando sin darse cuenta sacó (metafóricamente) el puñal con el que se acabaría.

Abrió su chamarra para dejarme ver su playera, juré que estaba a punto de ver una imagen de él mismo en un taz cholo, pero no. “Mirá pelutudo, a ver si asi lo dejamos claro” y leí “I am a PIMP, adore me“.

Ok, si a esas vamos, pensé abriéndome la chamarra. Ese día traía mi playera favorita.

I respect your opinion, I just think it's stupid.“I respect your opinion, I just think it’s stupid”

Ese día no volví a pagar una sola cerveza de las tantas que me tomé.

8 Comments

Adiós Cupertino

28/02/2011

Hace algunas semanas me robaron el iPod, el cual en honor al pueblo donde fue concebido, en su momento lo llamé: Cupertino. Triste evento el asalto, aunque el haber hecho la tontería de romperle la nariz a uno de los asaltantes y librarla sin más que un codo adolorido, me dejó un sabor de boca no tan amargo. (Fue una de esas situaciones en las que no queda otra sino batirnos).

Sé que todo lo que tenía allí lo voy a recuperar cuando me compre otro (evidentemente esperaré al próximo Keynote por si las moscas), el problema es que ahora lo extraño, y mucho. Tenía una (a mi gusto) muy buena selección de música, capítulos escogidos de varias series y películas que aunque muchas ya las había visto, eran episodios especiales o películas de las que nunca te cansas de ver. Ahora que me han tocado algunos trenes o autobuses con puras películas dobladas o en mejor de los casos, malas y viejas ha sido un suplicio poder leer sin música o ver algo más por mi cuenta.

Tenía también algunas notas y libros, y a pesar de que no era el lugar donde más notas tomaba a veces me sacaba de algún apuro al respecto.

Usando la aplicación por defecto en conjunto con el Aperture, tenía un catálogo de fotos que me servían como apoyo en conversaciones o presentación de portafolio on the go, además de las galerías equivalentes a “la foto en la cartera”.

En cuestiones de juegos no era tan fan, tenía un par que me hacían pasar el rato de vez en cuando, pero nunca fue el uso principal que le dí.

Podría también hablar de las apliaciones que había comprado (nunca lo jailbrequee) como los mapas ad hoc de Lonely Planet , algún otro para trecking en sudamérica, alguna aplicación para buscar vuelos u hoteles (que me salvaron una vez y recuerdo de otra vez que me hicieron ahorrarme unos 100 dólares), saber qué tan nublado podría estar mañana o tener el clima para la semana (cuya efectividad, por cierto, era inferior al 30% en algunas ocasiones).

Pero no, lo que más extraño del iPod era una aplicación vulgar y soez como sólo ella: el piano de pedos (y eructos). Recomendada por un amigo de AD hace algunos meses, encontré en ésta, la mejor herramienta para terminar conversaciones idiotas o simple y sencillamente hacer ver mi opinión (o de quien me pidiera prestado el iPod para tales fines).

idiota – Sabes, está demostrado científica y religiosamente(sic) que la teoría de la evolución es una teoría conspiratoria creada por el FBI, el Mosad y la KGB que lograron viajar en el tiempo para darle instrucciones precisas a Darwin de cómo actuar para confundir a la gente y así destruir el mundo en el 2012?
iPod del beco (cuya aplicación en cuestón estaba en los favoritos) – prrfffrt (en Do mayor (C), porque como dije, era un piano de pedos).

O alguna otra situación como (recordando el efecto «estudio matemáticas»):

Idiota – A ver matemático ¿cuánto es: el número de cerillos en esta caja (cerrada, obvio) al cuadrado, menos mil doscientos treinta y dos entre i por la raiz cuadrada del número que estoy pensando?

Veo clarísima la escena donde @ialdasoro me pide el iPod y contesta igual que yo, pero digamos que él, aprovechando las notas, en Fa menor (Fm).

En fin, en su momento ya recuperaré el iPod, que por cierto, tengo por norma no repetir nombres y a este no sé aún cómo ponerle, y con éste la útil capacidad de cerrar algunas conversaiones idiotas con sólo darle tap a un botón (o ícono o lo que sea).

Si esto te es soez, lo siento (o no), pues es como la vida misma.

12 Comments

Los albañiles

26/06/2009

Desde hace un par de meses, justo atrás de mi casa hay dos obras en construcción con sus respectivas cuadrillas de albañiles chingándole todo el día. Y por ende los ruidos llegan a ser en ocasiones sumamente molestos. Rotomartillos, taladros, sierras, lijas y un largo etcétera. Lo bueno es que con el tiempo me he llegado a hacer cuate de ellos. Platicando de ventana a azotea cuales comadres echando el lavadero, hablando de futbol, el témoc, blah blah. Incluso alguna vez hasta me prestaron unos alicates y alambre, así como a veces les paso cigarros. En su día los felicité y brindaron conmigo.

Hace poco los ruidos aumentaron aún más, y llegué a pedirles que dentro de lo posible le bajaran un tantito al desmadre en las madrugadas (empiezan a trabajar a las 8am). La verdad es que ha dado resultado. Por ejemplo hoy me desperté con el simpático diálogo a todo pulmón del mairo de obra (gritándole al chalán en cuestión) como a las 8:30am:

mairo: que te aguantes wey, qué no ves que despertamos al don!
chalán: oooh pussss… no me grites, que si no empiezo no acabo ora!
mairo: ni madres, trae acá esa madre
chalán: no jefe, neto, no se’noje, mejor chínguese al dalai (sic).

Supongo (y espero) que haya querido decir “chínguese un dalai”.

22 Comments

Priceless I

10/06/2009

– Mosquitero chino inservible… 150 pesos

– Spray para el pelo (que no uso por abundancia de cabello)… 40 pesos

– Encendedor Bic (el que no sabe fallar)… diez pesos

– Ver volar pequeñas bolitas de fuego que hacía unos instantes eran mosquitos chingativos… no tiene precio

NOTA: a toda esta cuenta, quítenle los 40 baros del spray, que no tengo idea de dónde salió.

11 Comments

Pánico

18/05/2009

Por fin alguien logró retratar fielmente el pánico del swine flu. Cortesía de skene.

1 Comment
123